Skip to content

Tag: empresa de catering

Ofrece el mejor precio de catering sin afectar la calidad.

Si estás a cargo o trabajas en una empresa de servicios de comida para eventos, es muy probable que hayas percibido un gran aumento de la competencia y de las ofertas por Internet en sitios de compras grupales o similares. Este gran aumento en la competencia hace que cada vez sea más difícil competir con el precio de catering para una boda sin tener que afectar la calidad de los productos que ofreces en el catering mismo. De todas maneras existen algunas técnicas y estrategias para que lo último que debas hacer sea bajar la calidad del servicio que estás prestando. Lo cual sería un gran paso hacia atrás, ya que si eres una empresa ya establecida, tus clientes notarán la diferencia y es muy probable que empiecen a mirar hacia otro lado en busca de un servicio como el que solías ofrecer tú anteriormente.

 

Es muy difícil aceptar que debes bajar el precio de tu catering para una boda, pero como enuncia el viejo dicho “la necesidad tiene cara de hereje”. Hay sacrificios inevitables que deberás realizar para conservar tu negocio. Es posible que tengas que trabajar más duro y por más tiempo para lograr los mismos resultados que antes si quieres hacer recortes presupuestarios de algún tipo. Lo importante y nuestro objetivo con este artículo es que conserves la calidad final de los alimentos que ofreces en tu servicio de catering. Después de todo fue eso lo que te llevó al lugar en el que te encuentras ahora y perder ese atributo diferencial sería tirar por la borda años de trabajo y esfuerzo.

Si quieres bajar el precio del catering de boda de tu empresa, antes que nada deberás limitar la cantidad de personal que tienes bajo tu conducción. Por más duro que sea, deberás prescindir de algunas personas para poder contar con un mayor margen de movilidad. Por otro lado, deberás revisar los productos no alimenticios que complementan tu servicio de catering. De esta manera podrás economizar en platos, vasos y cubiertos, por ejemplo sin afectar directamente a la comida. Finalmente y como un último recurso, deberás revisar la materia prima con la que cocinas y tratar de encontrar variantes más económicas que no afecten el resultado final de tu producto.

Leave a Comment